miércoles, 18 de noviembre de 2015



EXTRAÑAR...

Dicen que extrañar es el precio que se paga por haber vivido momentos extraordinarios...
Debe ser...
Yo soy especialista en extrañar...
No me gusta estar lejos, sentirme lejos de la gente que amo...
Si es tan lindo saludarse a la mañana o darse las buenas noches, levantar el teléfono y compartir la vida, esa, la de todos los días...
No hay como sentirse querida por recibir un mensajito de texto que nos pregunte cómo estamos...a veces sólo eso alcanza...
Adoro las charlas eternas por chat, por teléfono o café de por medio (Esas son las mejores porque nos permite mirarnos).
Me gusta estar cerca de los que quiero, darles la mano, un abrazo y sentir el calor así, cerquita...
No disfruto de la distancia en kilómetros pero menos de la que pone el tiempo...
En estos tiempos  que corren sólo está lejos quien decide estarlo. Y tiene derecho. Pero yo lo sufro...
Me cuesta admitir que da lo mismo verse o hablarse que no hacerlo...
Y sí, soy así, intensa, de demostrar el afecto todo lo que puedo y tratar de estar cerca siempre. 
Lo contrario me genera esfuerzo y dolor...
Pero estoy transitando un camino interior en el que puedo empezar a descubrir que el otro quizás no  necesite lo mismo, que prefiera estar solo y que está en su derecho...
Y busco y busco las herramientas para protegerme sin necesidad de bajar persianas. Porque eso es lo que me nace hacer para no ver qué pasa de otro lado. Para sentirme a salvo del olvido o de la indiferencia, o simplemente de comprobar que no soy tan parte de la vida del otro como yo quisiera...
Y sí...ya estoy grande...ya podría haberlo aprendido. Pero todavía me cuesta...
Y después de todo qué tiene de malo decir...Te extraño....



5 comentarios:

  1. Otra buenísima entrada.....es extraño pero cada vez que mi esposo se va a trabajar y apenas cruza la puerta , ya lo extraño... él me dice que siente lo mismo....a pesar que estamos juntos casi siempre!...es un sentimiento que aunque no nos separe kilómetros , siempre se presenta ...pero como tu dices ,debe ser "el precio que se paga por haber vivido momentos extraordinarios..." Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De todas maneras se extraña menos cuando se tiene la certeza del regreso...No?

      Eliminar
  2. Muy bueno lo que escribís. Se nota que expresás tus sentimientos con gran vivencia.
    Me gusta. Lo pensás plasmar en un libro? Ana María

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué lindo sería...Gracias x tus palabras!!

      Eliminar