domingo, 19 de mayo de 2019

Mi mapa... tu mapa...

Mi mapa...
Tu mapa...

Lo que sucede no es LA realidad..

Mi mapa es la realidad que veo, que vivo, que siento...
Tu mapa es tu realidad, tu percepción de lo que ocurre y cómo te afecta...

¿Entonces es posible que ambos coincidamos en la misma realidad?
De ninguna manera...

El desafío eterno será buscar el GPS que nos permita que tu mapa y mi mapa se parezcan en algún punto...se encuentren en algún cerro, en alguna playa, tal vez mirando juntos el mar...

El desafío es ni más ni menos que tratar de alguna vez coincidir, al menos un poco...
Y si eso no ocurre, tal vez sea momento de mirarnos a los ojos y que ellos digan lo que nuestras palabras no logran...

Que quizás podamos sentir que coincidimos más de lo que creemos. Que tener razón no sea lo importante...

Que lo importante seas vos para mí y yo para vos....

Y así estará todo dicho...sin palabras...

domingo, 28 de abril de 2019

Agridulce...

Domingo de mañana temprano...
Afuera llovía...
La clínica parecía aún más triste... Así...vacía...
Vos peleando con todas tus agallas una batalla cruel y dura...
La rutina del alcohol en gel en las manos para evitarte un mal extra, como si ya tuvieras poco...
Tu mueca que quería ser sonrisa dándome los buenos días cuando me viste llegar...
Intentar una charla que no pidiera respuestas para evitar que te agites... Miles de pavadas sin sentido, tratando de llenar un silencio que me hacía aún más doloroso ese domingo gris.
De repente tu cara iluminándose con ese permitido de tu doctora. Helado de dulce de leche elegiste con todas las ganas. Y mousse de limón, por sugerencia de nuestra amiga , para que pareciera más "sanito".
Salí bajo la lluvia en busca de una heladería que estuviera abierta un domingo a esa hora. Hubiera caminado cien kilómetros detrás de ese mimo que te hizo tan feliz.
Volví habiendo cumplido mi misión con el helado celosamente guardado bajo mi campera. Esquivé las miradas del personal de seguridad que intentaban encontrar el helado sin éxito.
Me recuerdo entrando triunfalmente a tu habitación, sin saber que ellos estaban al tanto de la autorización médica para el ingreso de ese trofeo helado. Relato mi aventura, arrancando una de tus  últimas carcajadas que aún resuena en mi cabeza.
Y te dejé así...con la complicidad de esa amiga en común, que te ayudó a saborear uno de esos últimos pequeños placeres...
Las tengo a ambas grabadas a fuego en mi retina, con la cara llena de picardía como quien hace una travesura y la disfruta.

Recuerdo agridulce...como cada vez que te pienso y te extraño...

Agridulce como la vida misma...

Agridulce...como un helado de dulce de leche y mousse de limón...

viernes, 12 de abril de 2019

Hoy podría ser la última vez...


Hoy leía en una publicación relacionada con los hijos acerca de "las últimas veces" ...
Las últimas veces de alzarlos a upa, de llevarlos a la escuela, de que se acuesten en nuestra cama....
Todas esas últimas veces que no registramos que serían las últimas hasta que no volvieron a ocurrir...
Cuántas veces eso nos pasa en otros órdenes de la vida, a veces a conciencia y otras sin percatarnos...
La última vez de ir a ese trabajo que fue "tu lugar" durante tantos años...
La última charla con ese amigo/ confidente que sabía de vos más que tu psicólogo y hasta que vos mismo y un buen día decidió que ya no eras buena compañía para su vida...
La última visita a esa casa que considerabas un poco tuya porque el afecto y la confianza así lo habían resuelto...
La última caricia a esa mascota que formaba parte de tu familia y un buen día ya no despertó de nuevo...
Esa última cena familiar que no volvió a repetirse por esos malos entendidos o egos de los grandes, que dejan a los chicos sin esas fuentes de amor que creían eternas...
Ese último viaje en ascensor de hospital que tenía sabor a esperanza...
Esa última caricia y palmada de ánimo a quien en el fondo sabe que se está despidiendo porque su cuerpo ya no resiste...
Las últimas veces no son tristes...lo triste es cuando nos damos cuenta de que ya no habrá otra oportunidad de revivirlas...
Y ahí nos cae la ficha de lo irremediable. A veces por la finitud de la vida... Esas son indiscutibles.
Y otras por la estupidez humana, que pone muros en donde siempre debió haber puentes...
Y nosotros seguimos en el día a día, agarrándonos fuerte a esas ausencias tan presentes, tratando de aprender a vivir más intensamente el HOY como si en ello se nos fuera la vida...
Y es que se nos va...literalmente se nos va...
Y mientras intentamos aprender de una vez y para siempre a disfrutar cada minuto de la forma más intensa posible, cada tanto se nos cuela la nostalgia por lo que nunca debió dejar de ser aunque ya no sea....
Allí aparecen los interrogantes y la filosofía barata de si eso al final valió la pena....Qué más da! Si ya no es....
                                                                                   
  Y amanece...
y comienza una nueva oportunidad de llorar fuerte si duele, reír a carcajadas si estoy feliz, abrazar fuerte si amo y no permitir nunca más que haya un muro en donde puedo construir un puente...
.
Y sé que mientras lo intento, esas ausencias presentes, me miran sonrientes y en un vuelo de coloridas mariposas me muestran que la vida vale la pena...Siempre...

viernes, 5 de abril de 2019

El dolor sana

Hoy fue uno de esos días intensos...en donde el dolor de los seres que querés te atraviesan el alma y se mezclan con los tuyos propios. En que la vida te vuelve a mostrar de prepo que el paso del tiempo es inexorable, con todo lo que eso trae y con lo que se lleva...
Pensar y pensarse...
Mirar para adentro y sentir que nunca más dejarás de ser vulnerable y a su vez sentirte más fuerte que antes...paradojas si las hay....
Sentir y saber que somos dueños de nuestras decisiones y esclavos de sus consecuencias, que si dejamos pasar la vida sin abrazar, sin decir lo que callamos, sin perdonarnos y perdonar al otro, llega el momento en que la muerte es quien pasa la factura...
Que cada día debemos elegir el camino que nos haga sentir más libres y en paz...
Que cuando llegue el momento en que ya nada podamos cambiar, nos encuentre con la tranquilidad de haber hecho lo necesario para sentir la calma que nos permira vivir sin culpas...
Que cada día lleguemos a la cama con la tranquilidad de sentir que vivimos mejor que el día anterior, deteniéndonos en lo verdaderamente importante, sin que las cosas materiales hayan ocupado el primer puesto. Que ese podio lo hayan ganado los abrazos, las miradas que llenan el alma y las palabras que acarician.
Eso...sólo eso quiero para mí....

Gla🦋

domingo, 24 de marzo de 2019

AMIGO

Hoy es el cumple de mi AMIGO…
Sí…así con mayúsculas…
Amigo de esos que te hacen distraer cuando tu cabeza no para de pensar…
De los que con una sola frase rompen todos tus esquemas y volvés a insistir con tus pensamientos hasta que algo nuevo nace…
De los que te pinchan los globos sin anestesia para evitar que la caída sea aún más fuerte…
De aquellos que no dudan en ser crueles con tus defectos si creen que eso te ayuda a crecer…pero al minuto te prestan el hombro para llorar y que no duela tanto...
De esos que están a mano todos los días o casi…
De esos que cada tanto toman distancia para volver y estar más cerca que antes..
Los de las charlas interminables de madrugada... horas sin sentir el paso del tiempo…
Los que proponen charlas filosóficas en los detalles que a otros les pasarían desapercibidos...
Los que te miran y te sacan la ficha,  encontrando en tu mirada la verdad revelada…
Los de los abrazos sanadores, esos que te tocan el alma…
Los del asado del domingo, como si fueran familia, siéndolo en el más puro de los sentidos...
Los que soportan tu oscuridad, tus miserias y tus tormentas, estirando su mano para sostenerte...
Los de los mensajitos imprevistos que te alegran el día...
Los que guardan secretos aunque no entiendan bien para qué...
Los que encuentran en  tu familia un poco la suya  porque el afecto compartido logra  esa comunión...
Los que comparten la vida aprendiendo a ignorar los prejuicios sabiendo que la historia compartida es más fuerte.

Hoy es un día para brindar por su vida agradeciendo tenerlo en la mía...

lunes, 14 de enero de 2019

La muerte pega fuerte.

Si no aprendo con esta tristeza que siento a establecer prioridades, a valorar los instantes, a no bajar los brazos como nunca los bajaste vos, a decir TE QUIERO a mis afectos cada vez que pueda (y cuánto me alivia haber podido decírtelo),  a hacerme el tiempo para el encuentro y no dejar ninguno más para más adelante(Nunca hubo cansancio que te impidiera juntarnos), a concretar, sueños y proyectos, a darle al trabajo el lugar que tiene y nunca más (esa materia te la llevaste a marzo), a saltar cualquier diferencia que pueda poner en jaque al amor, a decirnos todo lo que sentimos mirándonos a los ojos y no dejar que las suposiciones instalen las distancias, a aprender esta vez y para siempre que el tiempo es HOY. Que lo mejor no está por venir, que lo mejor tengo que construirlo yo y ahora, que la vida no siempre da segundas oportunidades, que el amor nos llega de maneras y personas inesperadas cuando nos sentimos débiles e indefensos y que hay que agradecerlo siempre, que cuando el corazón se rompe como hoy siento roto el mío tiene que tener un sentido, tiene que ser para abrirlo y que entren más afectos, más luz, más sueños....
Si no aprendo algo de todo esto con tu injusta e inexplicable partida no merecí que me llamaras tu Amiga.
Algo tengo que aprender con este dolor...
Aún cuesta....será cuando la tristeza me deje respirar de nuevo...

sábado, 22 de septiembre de 2018

HOY...

Hoy es hoy...
Tan simple y tan complejo...

Por qué será que uno valora lo que sucede cuando ya pasó, cuando forma parte de los recuerdos?
Permitimos que el día a día devore el entusiasmo, el placer por las pequeñas cosas, dando por hecho que mañana van a estar ahí, como siempre....
Y no....ese SIEMPRE  no existe...
Es HOY y nada más que HOY...
Lo que hoy está quizás mañana no...
Quienes hoy están quizás no lo estén mañana....
Por eso aprendamos a vivir con alegría lo que la vida nos va ofreciendo, como si fuera hoy esa última vez.
Y sino lo es aún mejor...redoblaremos la apuesta y multiplicaremos esa sensación de felicidad.
Pero si lo es....si ya no volvemos a compartir  la vida, al menos nos quedaremos con la tranquilidad de habernos entregado lo mejor...
Haberte dado todo lo que tenía y recibir de vos otro tanto...
Y al pensarnos, sentiremos que no nos quedó nada pendiente y asumiremos cada recuerdo como un tesoro valioso al que acudiremos cada vez que extrañemos ese tiempo compartido...